Las mejores playas de Begur

La costa de Begur ofrece un litoral de inigualable belleza, en el cual los acantilados, los pinos, las escondidas calas de aguas cristalinas, y la abrupta costa, hacen de esta zona la mas bella de la Costa Brava. Begur cuenta con ocho calas y playas, situadas al pie del pueblo, de características y belleza completamente variadas.

Platja del Racó

Platja del Racó

La primera playa, desde el norte de Begur, es la Playa del Racó, que encontramos junto al municipio vecino de Pals. Es la playa más amplia de Begur y se puede llegar a pie desde Sa Riera, a través de un agradable camino de ronda que lleva primero a la cala de Illa Roja y luego llega hasta la playa del Racó.

Illa Roja

Illa Roja

Siguiendo la costa de Begur en dirección suroeste se encuentra la cala de Illa Roja, playa nudista de renombre internacional. Esta preciosa playa, una de las más emblemáticas de la Costa Brava, se caracteriza por estar presidida por una isleta rocosa de un color rojizo que da nombre a la cala. Es un lugar tranquilo, sin aglomeraciones, con arena fina y aguas transparentes.

Sa Riera

Sa Riera

También en el norte el pueblo de Begur encontramos la playa de Sa Riera, una de las más grandes de la población con más de 300 metros de longitud. Su situación geográfica es excelente, ya que es la que está más cerca del pueblo de Begur: a la derecha, tiene el resguardada cala de Puerto del Pino y, a la izquierda, la cala del Rey. Desde esta última y por el camino de ronda, se puede llegar, paseando, en la Isla Roja y las playas del Rincón y de Pals. Sa Riera conserva su carácter tradicional, aunque encontramos las antiguas casas de pescadores y ofrece también diversas actividades deportivas y servicios turísticos.

Aiguafreda

Aiguafreda

Situada al este del pueblo de Begur encontramos la cala de Aiguafreda. La tranquilidad que le rodea, junto con la fuente de agua de que dispone, la convierte en un lugar perfecto para celebrar comidas familiares, y disfrutar al mismo tiempo de la belleza del paisaje. Esta es una cala naturalmente recogida y protegida por la punta de Plomo y el cabo Sa Sal, conserva su belleza ancestral, y destaca por su calma y sus aguas, puras y cristalinas.

Sa Tuna

Sa Tuna

Sa Tuna, situada al este del pueblo de Begur, es una cala con un acceso tortuoso que resulta un descubrimiento insospechado para quien la visita. Esta cala pedrosa ofrece un agradable baño en aguas limpias y transparentes, y tranquilos paseos que permiten admirar su maravilloso entorno natural.

Platja Fonda

Platja Fonda

En la zona sur de la costa de Begur encontramos la Playa Fonda, situada al pie del imponente Cabo de Begur. Esta es una cala muy singular por sus características físicas, pues, hay que bajar una larga escalera antes de descubrir este paraje tan recóndito y salvaje. Este escondite natural, con una arena gruesa y oscura, ha conseguido restar virgen, y conservar una pureza primitiva que raramente se encuentra en otros lugares de la Costa Brava. Debido a su difícil acceso, la playa no tiene casi equipamiento de servicios aparte de un chiringuito instalada la temporada de verano. Es uno de los lugares más tranquilos de todo el litoral del pueblo de Begur.

Fornells

Fornells

Al sur de Begur encontramos las calas de Fornells donde destacan el puerto deportivo y la casa que Bonaventura Sabater, conocido como Niño, hizo construir sobre el puerto de Ses Orats; llamada El Paraíso y que, según la tradición, fue el lugar desde donde se bautizó este litoral, hace cien años, con el conocido nombre de Costa Brava. El camino de ronda sirve de nexo para llegar a todas las pequeñas calas que forman el núcleo de Fornells: situada en el norte, la estrecha cala de n'Estasia, y en dirección sur, la cala de Ses Orats, seguida de la cala de 'en Malaret.

Aiguablava

Aiguablava

La última playa que pertenece a Begur, situada en el sur de Fornells, es la acogedora playa de Aiguablava, (en castellano, agua azul) es, tal como su nombre indica, una cala de aguas cristalinas y de poca profundidad. Su fondo marino azulado y poco profundo hacen de ella una de las playas más famosas de la Costa Brava. De arena fina y clara, es ideal para pasar un gran día en familia o con amigos. Su posición, al sur de Begur y con unas vistas privilegiadas de la bahía y del cabo de Begur, permite el acceso tanto por carretera como por barco.